CUARTO RETO: DOBLE O NADA

eveningskies (10)


¡Arranca la cuarta semana de “The Edgar Allan Poets”! Quedan cinco participantes y la competición sobrepasa el ecuador con el cuarto reto del concurso: “Doble o nada”.


Las instrucciones de este nuevo reto se reducen a algo tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo como escribir un poema entre dos personas. Para esta semana, los concursantes han sido emparejados de modo que pudiesen escribir un poema conjunto de temática libre. Las parejas son las siguientes:

Pareja 1: Marta Aguadero y Carlos Quintas.

Pareja 2: Irene Nómada y Aitor Aráez.

Pareja 3: Sab Sognatore y Diego de Orbe.

Por motivos personales, a Diego de Orbe le resultó imposible terminar el poema junto a su pareja, por lo que en este caso el poema número 3 es por entero de Sab Sognatore.

Como cada semana, se abre un proceso de votación gratuita al final de la entrada donde podrás votar hasta este domingo a las 23:59h por tu poema y pareja favorita. No te olvides de hacerlo. El lunes que viene será Aitor Aráez, ganador de esta semana, quien decidirá quién abandona el concurso de entre los dos poetas que formen la pareja perdedora y quién será el ganador de la semana de entre los dos poetas que formen la pareja que más puntos reciba.

¡Llegamos a la recta final del concurso y cada voto cuenta más que nunca!


Y aquí están los poema de este cuarto reto:


POEMA 1:

Voy descontando

gotitas de vida
en la condensación que deja
el rocío en tu ventana.
Y qué más da
si me pierdo a cada instante
la forma que tienes de besarme
los párpados por la mañana;
si después de los ‘tequieros’
sigues dejando sabor agridulce
en las comisuras de mis labios.


Te voy a empezar a querer a lápiz
porque ya te has destintado más de una vez
y siempre lo acabas dejando todo perdido.
Dibujaré un rastro de besos uniformes desde tu dedo meñique
hasta el abismo de tu cuello
donde tanto me gustaba caerme,
ordenaré alfabeticamente todos los sitios donde quiero hacerte mía
y si no nos convence mucho,
lo borraremos todo
y empezaremos desde el principio.


A bailar descalzos
sobre cristales de jazmín
y descorrer cortinas para que nos golpee
la lluvia en la cara.
A naufragar a plazos y sobre la almohada
para apretar latidos troceados de hojalata
entre tu pecho.
Y a resisitir condenados
por tus suspiros
encadenados
como bandera pirata al mástil
de un barco de cáscara de nuez estropeada.


Eras tan sol.
Salías, te ponías, y deslumbrabas.
Por eso dolía mirarte.
No tengo ni idea de la cantidad de noches que han pasado desde que te fuiste,
pero sé perfectamente que son más de las que cantaba Sabina;
y tú ya no sales,
no te pones,
no deslumbras.
Pero doler…
Joder, doler sigues doliendo igual.

Marta Aguadero y Carlos Quintas


POEMA 2: IDA Y VUELTA

Amanecí,

y me ahogaba.


Porque el aire, repetitivo, no sorprendía a mis pulmones,
y la tierra era simple arena en la que enterrarme.
Creí que la luz no era distinta aquí que allí,

sólo un sofoco húmedo pegado a mi piel,
y las palmeras no me cobijaban en la sombra.

Porque gritaba sin cesar sobre mi futura huida,
mis problemas arraigan en los cimientos
y los amores callejeros que saludas de reojo.


Debía correr, salir de aquel lugar.
Ascender desde mi caverna abisal.


Me fui.
Y salí a flote,
incluso antes de haberme ido.

Lo más difícil fue (pre)sentir
que ya no volvería,
al lugar que me vio crecer.
Porque me costó menos de los esperado
acostumbrarme a vivir en una montaña rusa,
en la que el día a día se convirtió en una nueva aventura por descubrir.


¿Por qué tardé tanto?

Me preguntaba una y otra vez.

Pero a este lado ya no cabían dudas. Sólo respuestas.

Sólo vivir.


De repente, las estrellas brillaban más al este del Edén.
Y mi imaginación, hipnotizada, empezó a escribir sobre el atardecer.


Y cuando llegaba,
las llamas sobre las nubes
me ardían las retinas.


La culpa no era de las palmeras,
sino del propio motor, sobrecargado.


Y con mis idas y tus venidas,
tus vas y mis vengos,
aprendí a nadar entre tiburones,
a soltar la cuerda cuando quema
a no morder la mano que alimenta,
a romper la cal y tragar la arena,a querer y odiar la tierra madre.


Y comencé a alimentarme del recuerdo que había dormido en mí
durante mucho tiempo.
Se desperezaba por dentro,
y hacía cosquillas a todo lo que había echado de más
para empezar a echarlo de menos.


Y aprendí a caminar con ello…
Descubriendo nuevos horizontes mientras añoraba lo de siempre.

Para después, (re)vivir todo con más ganas y disfrutar cada rincón
como si fuera la primera y también la última vez.


Porque

cada paso,
cada segundo,
cada experiencia…
Es lo que hace al mundo girar,
y es eso,
lo que me acompaña hasta el final.


Irene Nómada y Aitor Aráez


POEMA 3: DEMONIOS

Qué demonios somos,

qué demonios estamos hechos.
Juzgándonos como si estuviéramos cuerdos,
creyéndonos inmortales,
clavándonos las espinas de las rosas que nunca nos llevamos a la tumba.
Bailamos sobre ambos filos del arma que empuñamos,
ensangrentada con nuestras propias ganas.

Pero qué estamos haciendo, demonios.

Pero en qué demonios nos estamos convirtiendo.

Nos crecen cactus entre las costillas para que los pulmones no huyan

en un arrebato de libertad,
de vida;
como si permitiéramos que los órganos vitales nos latiesen,
como si quisiéramos estar vivos.

Nos juzgamos, jugamos a ser humanos,

nos apuñalamos y apuntamos las veces que caemos sobre el mismo charco.
Nos cosemos las heridas que nos infligimos,
como castigándonos por seguir vivos,
por sobrevivir.

Nos estamos matando por dentro para comprobar si así logramos pudrirnos por fuera,

como si no supiéramos que lo último en caer de las flores

es el tallo

y no los pétalos.

Sab Sognatore


Anuncios

2 comentarios en “CUARTO RETO: DOBLE O NADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s