RETO 6: DIRECTOS A LA FINAL

¡Bienvenidos a la semifinal de la 2ª Edición de “The Edgar Allan Poets”!

Tras despedirnos de Diego Huacho hace apenas unas horas, son cuatro los concursantes que esta semana lucharán por hacerse un hueco en la ansiada final del concurso. Y esta vez, no estarán solos… ¡comenzamos!

RETO 6: DIRECTOS A LA FINAL

eveningskies(1).jpg

Los nervios están a flor de piel, y más cuando se trata de llegar a la final. Por esa misma razón pensamos que nuestros concursantes necesitaban ayuda. Hace una semana contactamos con varios concursantes de la primera edición para plantearles a ellos tambien un reto: ¿qué os parecería escribir un poema conjunto con los participantes de la segunda edición? ¿Estaríais dispuestos a ayudarles a llegar a la final?

¡Y lo estaban! Uno a uno fueron eligiendo el concursante con el que querían trabajar y escribir un poema a dos manos. La primera en elegir fue Irene Nómada, tras ella fueron escogiendo el resto de ex concursantes en función de la posición que ocuparon en su edición: Aitor Aráez, Marta Aguadero, Carlos Quintas y Sab Sognatore.

Finalmente, las parejas quedaron así:

1ª Pareja: Irene Nómada – Diego Huacho

2ª Pareja: Aitor Aráez – Lluís Mosquera

3ª Pareja: Marta Aguadero – Miguel Ángel Fernández

4ª Pareja: Carlos Quintas – Arantxa Yepes

5ª Pareja: Sab Sognatore – Pau Albert

Antes de presentaros sus propuestas, recordaros que al final de la entrada podréis votar por vuestro concursante favorito de forma totalmente gratuita. Solamente tendréis que entrar con vuestra cuenta de Google activa para poder registrar vuestro voto. No hace falta decir que esta semana vuestra opinión es más importante que nunca pues el martes que viene, tras el recuento, conoceremos el nombre de los tres finalistas de la 2ª Edición de “The Edgar Allan Poets”.

Y ahora así, os dejamos con los poemas escritos a dos manos y alguna que otra sorpresa más que ni los concursantes esperan. Estamos seguros de que les va a hacer mucha ilusión en esta recta final del concurso. ¡Allá vamos!


POEMA 1: LA POSTDATA VA AL PRINCIPIO

-Pau Albert y Sab Sognatore

¿Por qué Pau Albert?


POEMA 2: QUIERO ESCRIBIR UN POEMA

quieroescribirunpoema.jpg

-Lluís Mosquera y Aitor Aráez

¿Por qué Lluís Mosquera?


POEMA 3: SIEMPRE QUEDAN MONSTRUOS CON LOS QUE BAILAR

I
Hemos dedicado
tantas horas
a completar los puzzles
que me regalabas por Navidad,
que no entiendo
cómo nos cuesta tanto
encontrar nuestro sitio.

No encajamos.

Pero anda que no salíamos guapos en la foto
de portada.

De verdad que te quiero,
o te quise;
y de verdad que te bailo,
o te pisé;
de verdad que me pierdo,
y lo hice.
Me gusta imaginar
que lo intentabas arreglar
gritando tan fuerte como yo,
pero el mensajero
no había entendido el recado;
Aún así, supongo,
que de haber tenido un corazón,
te lo hubiese regalado.

II

Y dime tú,
cuántos barcos de papel navegaron en tus ojos,
cuántos naufragios has contado,
cuántas brújulas rompiste por querer buscar el norte
que ambos perdimos,
aquel día entre las piernas.
dime;
cuántos puzzles destrozaste por temor a no encajar.
cuántas historias de amor desordenamos
al haber querido empezar por el final
y habernos quemado al jugar con la piel de un corazón
que se nos caía a pedazos.

Nunca quisimos mentirnos,
¿verdad?;
Dime cuántos kilómetros contarán los pasos que retrocedimos,
cuántos miedos quedaron escondidos,
cuántos pájaros dejaron de anidar en tu pelo
para echar a volar
y acabaron muriendo en otras jaulas.

De verdad que te quiero,
que te quiero,
joder
y aunque ya no te pise los pies cuando bailamos,
aún tropezamos
con las dudas que encontramos en los zapatos

y nos negamos a recoger
por miedo a seguir tocando fondo.

Que te quiero, joder.

Que he perdido tantas veces el equilibrio al borde
de tu orgasmo
que no sé si dejarme caer
o correr.

Dime cuántos sueños te han quedado;
que de haber tenido un corazón,
te los hubiese guardado.

-Arantxa Yepes y Carlos Quintas

¿Por qué Arantxa Yepes?


POEMA 4: ¿DÓNDE ACABA ESTA ESPIRAL?

Una vez volví,
porque
yo

volví.
Aunque no se pueda llamar exactamente así, verás:
nunca he roto mi postura de que

serías
ella.
El ella que llevan mis poemas por bandera.

Una vez volví,
y antes de que viera tus ojos tras la puerta
o tu mueca de “sé encenderte el mundo”,
ya me estaba arrepintiendo.
Es como si
todos esos hilos invisibles desenredados de entre mis huesos,
a fuerza de olvido,
hubieran vuelto a tensarse hasta estrujar
todo lo que se ocultaba
en lo más profundo de mí.

Es como si
alguien hubiera estado meciendo el tiempo
hasta hacerlo pesado en mis brazos,
como si alguien lo hubiera dormido.
Es como si hubiese confiado plenamente
en mi capacidad
para permanecer impasible
en todo lo que a ti se refería,
sin caer en la cuenta
de que una vez en el fondo
no había vuelta atrás.

Y es que estoy escribiéndole a las estrellas
y se están dando todas por aludidas
menos tú.
Me cuentan que cuando te fuiste
comenzaste a guardar
los segunderos de los relojes
bajo pestañas;
parpadéame fuerte.
Que es lo mismo que querer,
pero sin el tictaqueo bombardeándonos los tímpanos.
No son latidos.
Es un S.O.S en Morse.
Me sobran motivos
y me faltan cojones
para explicarte que ahora sólo sobrevivo.
Llevo meses vagando por el desierto del olvido,
estoy al borde de la deshidratación
y aún así
lo daría todo
por poder contemplar un rato más
tus ojos color agua
en vez de ir corriendo a buscarla
para poder salvarme la vida.

Una vez volví.
Y
ya
no
estabas
allí.
Aunque no se pueda llamar exactamente así, verás:
nunca creí del todo que llegarás a quedarte,
que

serías
ella.

Miguel Ángel Fernández y Marta Aguadero

¿Por qué Miguel Ángel Fernández?


POEMA DE DESPEDIDA: SIEMPRE QUISO SER ABRIL

Desde aquel día, siempre vestía de otoño.
La suerte cambió sus vestidos de flores
por abrazos que nunca curaban el frío.

Por abrigos que sólo pesaban sobre su sombra cuarteada.

Saltaba de charco en charco
y le salpicaba en las piernas el miedo.
Las tormentas, que un día agitaron sus sueños,

robaban la calma perdida a un calendario atrasado.

Miraba las puestas de sol apagada(s)
porque con cada atardecer se alimentaba el rubor su mirada.
Buscaba en el hemisferio más cálido,
un fuego que no le quemara

y se cruzaba con sonrisas convertidas en cenizas.

Le crujieron las hojas en las pestañas
y se le rompieron los suspiros en el pecho.
Una sensación rasgaba el corazón de su rutina.
La sensación de las ramas que se estiran,
como los huesos bajo la piel de los que sueñan,

para alargarse un poco más en primavera.

Aunque ella sólo se sentía caer y caer,
movida por un viento que agitaba fuerte sus tormentos

y los hacía volar.

Volar alto… Pero sin rumbo.

Convirtiendo caricias perdidas en un huracán de recuerdos.
Recuerdos que quería olvidar,

dejándose llevar hasta donde llegase su (lo)cura.

Contaba las horas para el próximo solsticio de su suerte,
y vagando por las estepas de un invierno malhumorado

se imaginaba surcando un cielo estrellado de preguntas.

Sus trópicos, delineados por su cuello y sus caderas,
guardaban la plenitud de un octubre hecha mujer.
Se había cansado de querer con la latitud equivocada.

De ver marchitar margaritas por un “sí” que nunca llega…

Estaba harta de hacer crujir las hojas,
que se (des)armaban a su paso.
Recordándole una y otra vez
que no era de nadie, que estaba igual de rota.
Porque ella sí quería tener

algo a lo que aferrarse.

Quería confiar que ser caduca
no era más que una estación pasajera.
Que detrás de cada pétalo

no había sólo un “no”.

Y ya no quiso (re)leer ningún mapa
que le mostrase sus lágrimas navegando

en los puntos cardinales del (des)tiempo.

Que caminar perdida entre equinoccio y equinoccio,

era un viaje que no pintaría su fin.

Y es que, a pesar de la lluvia,

ella, siempre quiso ser abril.

-Diego Huacho e Irene Nómada


Anuncios

26 comentarios en “RETO 6: DIRECTOS A LA FINAL

  1. Pues yo ahí echo de menos a Diego Huacho. Votaría sin duda por la sensibilidad que transmite la pareja formada por Irene y él. Me da mucha pena que no siga en el concurso aunque… ¿quién sabe? Quizás sea sólo el primer paso de todo lo que vendrá. Mi voto va para Pau Albert, me decanto por la poesía que hace sentir y para mí la representaban Diego y ella. Muchísima suerte al resto y enhorabuena a la organización por el concurso . Es una maravilla.

    Me gusta

  2. Yo votaría por mí. por mis huevos y mi flor de loto y juro que, si no fuera por el hecho de que no puedo, lo haría. Pero no puedo. Así que no me voto! decía, que por no poder no puedo dejar caer en saco roto toda esta buena intención, todo el amor que rezuma mi escroto, mi admiración más sincera. De BITCHE a BITCHE, de ramera a ramera…
    I hate you,
    mi voto es para ti,
    Lluis Mosquera ❤

    a los demás… suerte! pero yo creo que debéis abandonar la casa!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s